21.5.13

Un regalo musical para los oidos.

CRÓNICA EN LA REVISTA "DIVA" DE LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE LA ÓPERA DE ALBACETE



Un regalo musical para los oidos.


El pasado 20 de marzo la AAAO (Asociación Albaceteña 

de Amigos de la Ópera) organizó un 

recital lírico de la soprano Laia Falcón, acompñada 

al piano por Celsa Tamayo, con obras de 

Mahler, Strauss, Ravel, Falla y Poulenc. El motivo: 

se cumplian 20 años de su creación en la 

que participé como fundador y a la que he estado 

vinculado activamente desde su creación. 

Comenzó el recital con una ramillete de 

canciones de compositores afines por época y 

procedencia geográfica: Mahler, Strauss y Alban 

Berg. La prosodia del alemán, con magnífica 

dicción por parte de Laia Falcón, hizo que el público 

disfrutara de manera entusiasta. La verdad 

es que teníamos dudas de que un programa que 

no incluyera ninguna obra precedente de alguna 

ópera, pudiera no ser del agrado de los aficionados, pero 

éstos entendieron que la canción de concierto, servida 

por unos intérpretes tan capaces como esta soprano y 

su acompañante al piano, se puede disfrutar tanto o más 

que una representación de ópera. 

La segunda parte, algo más variada, por la distinta 

procedencia de los autores y los lenguajes estéticos dispuestos, 

resultó de todo punto interesante. Todo ello teniendo 

en cuenta que se tenía como referencia la época 

de Mahler. Éste, Ravel, Falla, Lehar y Poulenc proporcionaron 

la música de esta segunda parte igualmente atractiva 

como la primera. 

El recital fue una demostración de arte canoro, musicalidad 

y técnica por igual, fueron el vehículo de Laia 

Falcón para interpretar un programa repleto de obras 

esenciales del repertorio liderístico. Entusiasmaron de las 

intérpretes su entrega, su delicada compenetración, su 

acierto en dotar de un marco expresivo con el que transmitir 

unas obras ciertamente conmovedoras. Técnica e 

interpretación de altura al servicio de una empresa tan 

importante. 

Quizás por ello el público —más numeroso que en 

otras ocasiones— se esforzó en pedir una prolongación 

del recital en forma de bis, a lo que accedieron las artistas 

de forma generosa con el vals de Musseta de La boheme, 

pieza que coronó una magnifica velada, un regalo que 

nos hicimos a nosotros mismos por la perseverancia de 

estos 20 años de vida de AAAO.





















-------------------------------